Entrada destacada

sábado, 5 de marzo de 2016

Los Hobbits duermen. Gollum habla con su reflejo en el agua


- Sméagol: Que riesgo, demasiado. Ladrones, ellos nos lo robaron. Mátalos, mátalos, a los dos, mátalos.
- Gollum: Shhh, silencio, no los despiertes, no lo eches todo a perder ahora.
- Sméagol: Pero ellos saben, lo saben. Sospechan de nosotros.
- Gollum: ¿Qué insinúas, mi tesoro, mi amor? ¿Smeagol pierde los nervios?
- Sméagol: No, ¡No! ¡nunca! Sméagol odia a sucios hobbits y Sméagol los quiere ver, muertos...
- Gollum: Y lo haremos. Sméagol lo hizo una vez, puede volver a hacerlo. ¡Es nuestro, nuestro!
- Sméagol: Precisamos el tesoro, debemos recuperarlo.
- Gollum: Paciencia, paciencia mi amor. Primero debemos llevarlos hasta Ella...
- Sméagol: Los llevamos hasta la escalera sinuosa.
- Gollum: Si, la escalera ¿y luego?
- Sméagol: Arriba, riba, riba, riba, riba, arriba del todo y luego entraremos en el túnel.
- Gollum: Y una vez entren, ya no podrán salir. Ella siempre está ansiosa. Siempre necesita... ¡presas!. Debe saciarse. Solo come fétidos orcos.
- Sméagol: Y estos no tienen buen sabor ¿verdad tesoro?
- Gollum: No. No están muy ricos, desde luego. Mi amor. Se muere por carne mas dulce. Carne hobbit y cuando escupa los huesos y las ropas
- huecas, entonces lo buscaremos.
- Sméagol: Y será para miiii.
- Gollum: Para los dos.
- Sméagol: Si eso, pensaba en los dos.
- Gollum: ¡Gollum, Gollum!. El tesoro, volverá a ser nuestro,
-cuando los hobbits hayan muerto.

- (Coge una roca y la tira al agua, cuando las ondas desaparecen se ve a Sam por detrás.)
- Sam: Tu ¡traicionero!
- (Sam golpea a Sméagol y lo manda lejos mientras Frodo se despierta y lo sujeta.)