Entrada destacada

sábado, 2 de septiembre de 2017

Frodo Bolsón al borde del precipicio: El Señor de los Anillos


Sam: ¡Déme la mano! ¡Coja mi mano!
¡No! No se suelte.                                
No se suelte. ¡Cójala!